El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER-Tecnalia), dispone actualmente de un Banco de Germoplasma con más de 300 variedades de patata y en torno a 80 especies silvestres del G. Solanum, constituyendo el Banco de Germoplasma de referencia a nivel estatal de este cultivo.

El mantenimiento se realiza mediante micropropagación con técnicas de cultivo in vitro y criopreservación. Además del mantenimiento de las variedades, también se realiza la caracterización paulatina, incorporando nuevos cultivares que puedan resultar de interés.

La colección contiene cultivares primitivos como Roja Riñón, cuyo origen se sitúa en el s. XVIII. Otros cultivares locales han sido obtenidos en NEIKER como Víctor, Turia, Duquesa, Buesa, Olalla, Nagore o Zorba. Asimismo, se mantienen variedades locales en peligro de extinción como Ganade o Fina de Carvallo. Por otra parte se conservan una amplia colección de variedades procedentes de Tenerife y La Palma.