Las variedades que conforman esta colección son todas ellas autóctonas o tradicionales que se cultivan o se han cultivado en la península e islas. Algunas de ellas son muy antiguas, cuyo origen se remonta a las primeras introducciones en la península, y otro grupo está formado por las obtenciones iniciales de la Estación de Mejora de la Patata (EMP) durante la década de los años 50.

También se describen variedades más modernas derivadas del programa de mejora genética de la EMP (actualmente Neiker-Tecnalia). Mención aparte incluimos el conjunto de variedades canarias, procedentes de las islas de Tenerife y La Palma, las cuales se caracterizan por ser muy antiguas y representar un germoplasma autóctono enormemente valioso dentro de la biodiversidad que aun existe en este cultivo. Este grupo se compone de diferentes especies cultivadas originarias de las primeras introducciones de este tubérculo, tras el descubrimiento de América. Una copia de las variedades de Tenerife y La Palma, se conservan mediante micropropagación en el Banco de Germoplasma de Neiker-Tecnalia, además de mantenerse en el Centro de Conservación de la Biodiversidad de Tenerife en colaboración con Cultesa y en el Centro de Agrodiversidad de La Palma.

Los datos de caracterización se pueden consultar en la siguiente publicación Variedades de patata y papas españolas

Los datos de pasaporte aparecen en el Inventario Nacional del Centro de Recursos Fitogenéticos del INIA:

http://wwwx.inia.es/webcrf/CRFesp/Paginaprincipal.asp